Tipos de Terrarios

Iguana Verde Adulta
Iguana Verde Adulta

Procurar un hábitat a nuestra iguana puede parecer tarea difícil en un principio. Es por ello que un apartado en el que se muestren las directrices que debes seguir y posibles ideas que se le pueden pasar por alto, no está de más en una página dedicada a Iguanas.

A la hora de elegir el tipo de terrario, tendremos que observar antes cual es la temperatura media de nuestro territorio. Según la temperatura media que caracterice el sitio en el que vivimos debemos de construir un terrario u otro:

Lugares donde la temperatura media anual es de 27-35º Celcius:

Viviendo en estas condiciones no será difícil proporcionarle a nuestra iguana un hábitat adecuado. La mejor elección es construir una gran jaula que colocaremos en un lugar soleado de nuestro jardín, balcón, terraza, etc... Esta jaula, se puede construir fabricando un armazón de madera, tubos de pvc, etc... al que pondremos una gran puerta que nos permita incluso entrar en el interior si es posible. Este armazón lo forraremos con maya de plástico resistente (de la que venden en ferreterías, y que mucha gente utiliza para tapar la barandilla de los balcones) o con maya metálica (menos aconsejable, ya que daña los hocicos de las iguanas, incluso puede arrancarles alguna uña o dedo por aprisionamiento). Los agujeros de esta maya tendrán entre 1 y dos cms, depende del tamaño de la iguana. La jaula poseerá rampas y lugares donde la iguana pueda tumbarse longitudinalmente, así como un lugar sombreado (esto es muy importante ya que una iguana al Sol durante todo el día moriría irremediablemente). Con respecto al tamaño y dada la velocidad con la que crecen las iguanas yo aconsejo que se construya lo más grande que se pueda, como mínimo de 1.60 x 1.50 x 1mts.

De la temperatura, ventilación y luz especial, no tendremos que preocuparnos siempre que la temperatura no baje de los 27 grados diurnos, y de los 22ºC nocturnos. Lo único a lo que prestaremos más atención es a la humedad de la jaula, bien rociando nuestra iguana con agua dos o tres veces al día, o bien instalando un aspersor en el techo conectado a un temporizador. Y lo más importante, un terrario de este tipo, por estar generalmente fuera de nuestra casa, requiere el doble de supervisión, no lo olvides.

Esto es lo más básico que se debe tener en cuenta a la hora de construir una jaula para iguanas, podéis mejorarla añadiéndole lo que creáis conveniente siempre que se respeten las condiciones de temperatura, luz, humedad y ventilación que toda iguana necesita. Para más información ver fotos de terrarios de sol.

Por último decir que este tipo de jaula también puede utilizarse en aquellos lugares donde, a pesar de que la temperatura media anual no supere los 27ºC, sí que haya épocas del año (verano) donde las temperaturas permitan tener a nuestra iguana al aire libre, aprovechando de este modo, las propiedades del Sol.

Lugares donde la temperatura media anual es inferior a 27º Celcius:

Aquí os muestro cómo debería ser el terrario que construyáis o compréis para vuestra iguana. Son sólo orientaciones y consejos, vosotros tenéis la última palabra a la hora de hacer el terrario, siempre y cuando siga las pautas de temperatura, iluminación, humedad y ventilación que toda iguana necesita.

  • Forma, tamaño y material: Si habéis decidido construiros el terrario (y ahorraros más de la mitad de lo que os va a costar en tienda), podéis construirlo con diversos materiales, de diversas formas y de distintos tamaños.

La mejor forma del terrario es la rectangular, pero no como un acuario, si no en altura (recordemos que las iguanas son arborícolas) y a poder ser, con puertas laterales corredizas o con bisagras, (las iguanas se asustan si se las coge desde arriba) lo que nos facilitará la limpieza, extracción de objetos grandes y manipulación de la iguana. Las puertas no tiene porqué ocupar todo el frontal del terrario, basta con la mitad superior de éste. Por ejemplo, para una iguana de 50 cm deberíamos construir un terrario como mínimo de 75 cm de ancho por 100 cm de alto (es decir, de anchura lo que mide la iguana más la mitad, y de altura el doble de lo que mida). La profundidad dependerá de si el terrario lo queremos montar en la misma habitación o no, yo aconsejo construirlo con una profundidad menor al ancho de las puertas de nuestra casa, por si algún día queremos cambiarlo de habitación. Además, teniendo en cuenta lo rápido que crecen las iguanas, el terrario debería ser lo más grande que podamos.

Con respecto al material, podemos trabajar con diferentes materiales, de entre todos ellos yo destacaría dos, la madera buena (o aglomerado de calidad) y el cristal.

Construir un terrario con cristal tiene sus ventajas: Es un aislante muy bueno, es muy decorativo y funcional a la hora de observar a nuestra iguana, se limpia con mucha facilidad y es resistente a la humedad y malos olores. Las desventajas son que el cristal suele ser caro, frágil, pesado y difícil de trabajar. Sólo tendríamos que encargar los cristales y unirlos con silicona, también la instalación la tendríamos que realizar pegándola con silicona. Para terrarios grandes ya convendría la fabricación de un armazón de hierro con ángulos, así como la fabricación de un cajón superior donde instalar la luz y la calefacción.

Si por el contrario, preferimos la madera, también ésta es una buena opción ya que se puede trabajar muy bien y crear grandes "obras de arte", no pesa tanto como el cristal y suele ser más barata. Las desventajas son que no aísla tanto como el cristal, que con el tiempo no soporta la humedad, que coge malos olores y que es más difícil de limpiar y desinfectar. Aunque existen distintas clases de contrachapado con melamina o incluso de contrachapado con melamina marino (el usado para las cubiertas de los barcos), que nos puede ser de gran ayuda, ya que resiste bastante bien la humedad y pesa mucho menos que el cristal.

Otros materiales con los que podríamos probar, son el metra quilato, el poli carbonato, el ladrillo o la malla de plástico (metálica no porque daña el hocico de las iguanas y con agujeros de al menos 1 cms para evitar que se les queden atrapadas las uñas o dedos). También, por qué no, podéis utilizar muebles viejos, tales como armarios o vitrinas, todo es cuestión de maña.

Como ya he dicho antes, la libertad a la hora de construir nuestro terrario es ilimitada, podemos jugar con varios materiales a la vez, como por ejemplo construir un terrario de madera con puertas de cristal y alguna ventanita lateral, y así aprovechar las ventajas de ambos.

Para más información ver apartado: apartado de ideas y el apartado de webs extranjeras. Aquí os muestro un boceto del terrario que he fabricado yo mismo para mi iguana.

Invita a tus Amigos

La Iguana Verde
La Iguana Verde