Sistemas biológicos de la iguana

Sistema Endocrino

El tiroides puede ser una sola glándula, bilobulada o ser una glándula par, según la especie. Su función es el normal desarrollo de la muda (ecdisis). Se localiza cranealmente al corazón.

 

La paratiroides es una glándula par. Su función es controlar los niveles de calcio y fósforo. Se sitúa a ambos lados de la tráquea, cranealmente al tiroides.

 

Presentan glándulas adrenales alojadas en el mesorquio / mesovario.

 

La glándula pineal está relacionada neurológicamente con la presencia de un rudimentario ojo situado en el hueso parietal, a nivel de la línea media dorsal. Esta estructura posee retina y cristalino, pero no tiene capacidad de formar imágenes. Juega un importante papel en la producción hormonal, en la insolación que recibe el animal y en la termorregulació.

Sistema músculo esquelético

El cráneo presenta sus huesos unidos unos con otros de forma laxa. La sínfisis intermandibular es sólida uniendo a las ramas de la mandíbula, lo cual limita el tamaño del alimento a ingerir. Presentan cintura escapular y cintura pelviana. Poseen cinco dedos en cada extremidad; pudiendo algunas especies caminar en posición bípeda. Presentan costillas en todas las vértebras excepto en las caudales.

Regeneración de cola después de ser separada del cuerpo.
Regeneración de cola después de ser separada del cuerpo.

La característica más sobresaliente del sistema esquelético es la facultad de poder perder la cola en caso de peligro, la autotomía. La cola que presenta esta característica suele ser de colores más vivos que el resto del cuerpo, con la capacidad de moverse convulsivamente unos minutos, para distraer al depredador. La facultad de desprenderse es debido a la presencia de planos de fractura vertical a través del cuerpo y el arco vertebral de una o varias vértebras caudales. En estos puntos existe una pared de tejido conectivo o cartilaginoso que, posteriormente, va a desarrollar una nueva osificación. A este nivel los músculos y senos venosos presentan modificaciones para poder producir su rotura. Los planos de fractura siempre se sitúan caudales a la abertura cloacal, para así proteger a los hemipenes y depósitos de grasa allí situados. La nueva cola que se regenera, nunca es igual a la original, suele tener un patrón más irregular, ser más pequeña, con escamas más oscuras, más corta y algo despuntada en su extremo. Los camaleones, varanos y lagartos venenosos no poseen esta facultad.

Sistemas nerviosos y órganos de los sentidos

Presentan un cerebro no muy grande, también tienen cerebelo. Poseen doce pares de nervios craneales. Su médula espinal llega hasta el extremo de la cola (Ver crocodílidos).

 

El oído funciona como órgano estatoacústico. No presentan oído externo tal como lo conocemos. A ambos lados de la cabeza se observa la membrana timpánica situada en una pequeña depresión. La membrana está cubierta por una pequeña lámina transparente de piel, que se muda durante la ecdisis. Algunos lagartos (lagartos de cuernos) presentan piel escamosa sobre la membrana timpánica.

 

Los globos oculares están situados a ambos lados de la cabeza. La abertura pupilar tiende a ser redonda e inmóvil en las especies diurnas y, en forma de hendidura en las especies nocturnas. En Gekkonidae, existen especies que presentan una abertura pupilar aserrada que cuando está completamente cerrada deja pasar las imágenes a través de unos pequeños orificios situados en dicha abertura. Las imágenes captadas son superpuestas a nivel de la retina produciendo una visión más aguda en condiciones de poca luminosidad. La córnea no presenta una de sus cinco capas típicas (falta la membrana de Descemet). La esclerótica suele presentar los osículos escleróticos que contribuyen a la agudeza visual. El iris presenta musculatura estriada (no hay músculo liso, a tener en cuenta al aplicar agentes midriáticos). Aunque la retina es relativamente avascular, presenta el cono papilar, un gran cuerpo vascular que protruye hacia el humor vítreo. Las especies diurnas poseen una pequeña depresión en la retina, la fóvea central, responsable de la visión aguda.

 

Suelen poseer membrana nictitante. Todas las especies poseen párpados, salvo algunos miembros de Gekkonidae y ciertos escincos (Ablepharus spp.). El párpado inferior presenta mayor movilidad, elevándose para cerrar el ojo. Este párpado puede ser transparente permitiendo la visión con el ojo cerrado.

 

Los lagartos con cuernos del género Phynosoma, presentan una característica única en el reino animal: la posibilidad de lanzar chorros de sangre desde sus ojos con el fin de disuadir a potenciales depredadores (si la sangre cae en la boca del depredador, esta tiene un sabor muy desagradable). Esta facultad se consigue mediante la constricción muscular del flujo venoso de la cabeza, lo que produce un aumento de la presión sanguínea en los senos venosos oculares, el animal cierra los ojos, con lo que se llegan a hinchar y arquea su espalda al verse amenazado, entonces un fino chorro de sangre es disparado desde uno o ambos ojos, pudiendo repetir la operación una o dos veces más.

 

El órgano de Jacobson o vomeronasal es un órgano sensitivo que recoge estímulos químicos. Se encuentra a nivel del techo de la boca, en situación craneal, formando unas pequeñas cavidades que se comunican con la boca mediante unos finos conductos. La lengua inspecciona constantemente el medio que rodea al animal, tomando moléculas que al introducirse en la boca son transportadas por los conductos hasta las células sensoriales situadas en las cavidades, las cuales transmiten la información captada al SNC. El órgano vomeronasal está más desarrollado en los lagartos de lengua larga y bífida.

Sistema genitourinario

Aparato urinario: Presentan dos riñones que se localizan, generalmente, a nivel profundo del canal pélvico (por lo que cualquier causa de nefromegalia produce obstrucción del colon). Como en otros reptiles, el segmento sexual, situado en la porción caudal del riñón de los machos, aumenta de tamaño durante la estación reproductora, su función es la de producir fluidos que contribuyen a la formación del semen. La mayoría de las especies presentan una vejiga urinaria de finas paredes; es frecuente la aparición de cálculos debido a dietas incorrectas (poca agua, exceso de proteínas)

 

Aparato genital masculino: Poseen dos hemipenes con forma sacular que carecen de tejido eréctil. Se encuentran situados en la región ventral de la base de la cola, en posición invertida dentro de unos sacos, produciendo un abultamiento visible externamente. Los hemipenes no intervienen en los mecanismos de micción del animal. Sólo uno de ellos actúa durante la cópula. Los testículos están cranealmente situados a los riñones. Determinados caracteres sexuales secundarios, como espinas, cuernos, poros femorales y colores brillantes, están más desarrollados en el macho que en la hembra.

 

Aparato genital femenino: Los ovarios se sitúan cranealmente a los riñones, continuándose con los oviductos.

 

 La fecundación es interna. Existen especies ovíparas, ovovivíparas y vivíparas. Algunas poblaciones de Lacerta spp., donde todos los individuos son hembras, se reproducen por partenogénesis.

 

Aparatos reproductores de la iguana
Aparatos reproductores de la iguana

Invita a tus Amigos

La Iguana Verde
La Iguana Verde