Humedad en el Terrario

Iguanas Verdes Adultas Juveniles, en el Terrario
Iguanas Verdes Adultas Juveniles, en el Terrario

Si hacemos memoria, recordaremos que las iguanas, en estado salvaje, viven en climas calurosos y húmedos. La humedad es fundamental hasta cierto punto; el porcentaje debe de mantenerse entre un 65 y un 80%, esto lo podemos registrar con un higrómetro (por cierto, si compramos el termómetro digital de doble lectura asegurémonos de que tenga higrómetro).

 

Entre otras cosas, la humedad favorece la muda de la iguana, ya que ablanda la piel y facilita su desprendimiento, por otra parte evita enfermedades respiratorias ya que la calor por si sola reseca excesivamente el ambiente.

 

Pero ni tanto ni tan poco. Un porcentaje muy elevado de humedad (por encima del 85-88% también puede acarrear enfermedades respiratorias, así como favorecer la proliferación de bacterias y otros agentes patógenos.

 

Debemos prestar especial atención a la humedad durante el invierno (el frío hace que disminuya la humedad ambiente), y durante los periodos de celo (la iguana come menos y se deshidrata más).

Entre las opciones que existen destacaré sólo tres:

  • La más sencilla de todas ellas, es rociar a la iguana con un rociador (60 cents USD, 20 pesos MXN) lleno de agua dos o tres veces al día. Lo único que ocurre es que a unas iguanas les acaba gustando y a otras les es bastante estresante, además de salpicar los cristales o la madera del terrario. Es importante que el rociador no haya contenido productos químicos en su interior.
  • Otra solución es poner en el fondo una gran bandeja de agua de esas blancas que venden en el todo a cien para la arena de los gatos (1-2 Euros, 20 a 50 pesos mxn), o si el terrario es grande, pues una bandeja de esas para guardar trastos debajo de la cama (6 Euros, 100 pesos mxn). Esta opción para mí es la mejor, ya que por una parte mantiene la humedad por encima de los 60%, es barata y además en muchas ocasiones sirve para que la iguana defeque en ella, por lo que matas dos pájaros de un tiro.
  • La tercera y última opción es comprar un humificador de aire ultrasónico o vapor frío (el humificador por calentamiento del agua puede causar quemaduras). Este aparato se usa para personas con problemas respiratorios y viene a costar unos 100 Euros, es tan eficaz como caro.

Procuraremos darle a nuestra iguana baños de agua tibia diariamente, o almenos una vez por semana.

Invita a tus Amigos

La Iguana Verde
La Iguana Verde