Ventilación para la iguana

Ventilación
Ventilación

La ventilación, aunque no lo parezca, también es importante. Un terrario de tipo cerrado bien ventilado (no con las puertas abiertas, claro) favorece la eliminación de las partículas y agentes patógenos que viajan a través del aire, a la vez que oxigena mejor el terrario y evita la acumulación de malos olores, en pocas palabras se evita el aire viciado.

 

Una buena ventilación es aquella que facilita el paso del aire a través del terrario pero sin causar por ello gran pérdida de calor o corrientes nocivas para nuestra iguana.

 

Una forma eficaz y económica de favorecer esta ventilación es realizar unos agujeros (el número y diámetro variará según el terrario) en la zona inferior del lateral del terrario contraria a la zona de calentamiento local, y otros más en la zona superior del lateral del terrario donde se sitúa la zona de calentamiento local (o directamente en el techo). El método tiene su explicación: como todos sabemos, el aire caliente tiende a subir, con lo que si creamos unos agujeros abajo y otros arriba se crea una corriente continua y natural de aire. El aire entra por debajo absorbido por el aire caliente que sube hacia arriba, y luego sale por los agujeros practicados arriba.

 

Otro método más "moderno", es instalar en la zona superior del terrario un ventilador de ordenador conectado a un temporizador de manera que se encienda 3 o cuatro veces al día durante unos 5 minutos. Que cada uno elija la que más le convenga...todo es cuestión de imaginación.

 

Podéis observar cuál sería la dirección del aire al entrar por debajo del terrario en el boceto del apartado el terrario.

Invita a tus Amigos

La Iguana Verde
La Iguana Verde